‘Wonder Woman’ (2017)

wond

Ya tenemos con nosotros la primera película en solitario de la amazona del universo DC, ‘Wonder Woman’. Una película que viene precedida por unas críticas más que notables en todos los países del mundo donde se ha estrenado y la verdad es que no lo tenía fácil. ¿Es tanto como se dice de ella? ¿es la mejor película del universo DC actual? ¿Gal Gadot cumple el perfil como una convincente Wonder Woman?

Antes de responder a todas estas preguntas recapitulemos y pongámonos en situación. A esta película dirigida por Patty Jenkins le precede ‘Batman v Superman’ dirigida por Zack Snyder, una de las películas más vapuleadas por crítica y público de la historia del cine reciente de forma totalmente desmesurada. Siendo con sus defectos que indudablemente los tiene, una gran película del género que el tiempo acabará poniendo en su justo lugar. También DC venía de haber hecho caja con la horrible y ridícula ‘Escuadrón Suicida‘ dirigida por David Ayer, película que resultó ser un sin sentido carente de personalidad.

Por lo tanto DC se encontraba en una situación delicada de cara al público, ya que este no se encontraba muy satisfecho con los resultados de las películas de dicha compañía comiquera perpetradas por Warner. Con lo que la desconfianza estaba en el aire. Pero parece ser que esta vez sí han dado en la “Diana” (chistaco fácil) y la película está gustando tanto al público fan de los cómics como al público más genérico. El tono del filme ha cuajado en la mayoría de los espectadores ofreciendo una película con un esqueleto que la sostiene de buen cine de aventuras del de toda la vida. Y sinceramente, para un servidor Wonder Woman es lo que toda película de superhéroes debe ser. Con sus defectos que también los tiene y los comentaremos, sin embargo son muchas más sus virtudes, tantas que eclipsan todo lo demás. Comenzando por Gal Gadot que me atrevo a decir que consigue crear el que posiblemente sea uno de los personajes comiqueros más carismáticos y con más empatía para con el espectador que se ha visto en años.

ntg_r5_c06v52_170418_020ma_g_r709.452072.tif

Gal Gadot hace suyo el personaje de Wonder Woman desde la primera aparición de la misma en pantalla, esta mujer es todo belleza, simpatía y carisma y es inevitable acabar enamorado de ella y de su personaje. A lo largo de sus dos horas de duración la vemos comportarse de diferentes maneras en función de la situación en la que se vea involucrada. Pasamos de ver a una Diana confusa y curiosa en Temiscira a una Diana ingenua y enamoradiza una vez se adentra en el mundo de los hombres, para finalmente acabar teniendo ante nosotros su tercera y definitiva evolución, una mujer fuerte, con sus convicciones claras y hecha a sí misma por las circunstancias y el entorno social que le rodea, y que le llevará a madurar y tomar una decisión justa por el bien de la humanidad, convirtiéndola en lo que se espera de ella, una superheroína.

La película durante sus tres actos se desenvuelve muy bien a la hora de construir a Wonder Woman (algo que es vital y necesario al ser un filme de presentación de personaje, si falla esto fallaría todo lo demás) de forma correcta y convincente. Veremos y entenderemos sus diferentes evoluciones a lo largo de la trama. El carisma de esta mujer es arrollador, la cámara la adora, de pronto la vemos con sus gafas, su sombrero y su abrigo en su perfil más “inocente”, que la vemos también enfundada en su traje característico de superheroína, con sus brazaletes, su lazo de la verdad, su escudo y su espada y con su actitud de mujer cañera que realmente llega a intimidar teniéndola como adversario. Esa dualidad en su personaje está muy bien conseguida y se gana nuestro corazón por méritos propios, te la crees en su papel (no creo que nadie se atreva a cuestionar a esta Wonder Woman como personaje convincente). Además a título personal puedo decir que Gal Gadot tiene una de las sonrisas más bellas del cine reciente.

diana

Con la base y los cimientos ya asentados de conseguir crear a una potente y convincente Wonder Woman la película tiene ya mucho hecho. Es cierto que esa digamos “doble identidad” de Diana Prince y su Wonder Woman recuerda mucho de forma lógica a Clark Kent y Superman.  La película además está hecha con muy buen gusto en su formalismo cinematográfico tirando por un estilo más tradicional, más clásico (salvo en las escenas de acción donde tira más de recursos visuales made in Snyder) recordando como ya se mencionó muy acertadamente al Superman de Richard Donner con el inolvidable Christopher Reeve (incluso hay varios homenajes al respecto).

En los secundarios sin embargo tenemos una de cal y otra de arena. Por un lado el partenaire masculino de Wonder Woman, Steve Trevor, interpretado por un más que correcto Chris Pine crea un personaje muy efectivo y convincente, no es un mero acompañamiento sin identidad o personalidad a la sombra de Wonder Woman, para nada, es mucho más que eso. Además de ser uno de los motores necesarios para la evolución de nuestra heroína Steve Trevor tiene autonomía propia y se sustenta por sí mismo perfectamente, posee un buen equilibrio entre personaje cómico y de acción que consigue tener una gran química con Gal Gadot.

tre

Por otro lado tenemos a Etta Candy (Lucy Davis), personaje que me daba mucho miedo antes de ver la película porque apuntaba s ser el típico secundario cargante y graciosillo que acabaría dando vergüenza ajena. Si bien tiene ese rol afortunadamente tiene poco protagonismo en la trama y no resulta tan odioso o molesto como cabría esperar. Le dan su espacio justo. Por su parte brillan también positivamente los personajes en la parte que transcurre en Temiscira. Con una Hipólita, madre de Diana interpretada por Connie Nielsen que nos ofrece una reina fuerte y con determinación y Antíope interpretada por la estupenda Robin Wright, dando vida a la hermana de la reina y tía de nuestra Wonder Woman, general de las amazonas que entrenará con mano dura a nuestra heroína.

Por desgracia con los villanos no puedo decir lo mismo, La Doctora Poison (Elena Anaya) y el General Ludendorff (Danny Huston) entre otros, vuelven a ser lo peor de la función. Un mal que no parece solucionarse en las películas de superhéroes (ya sea Marvel o DC) cuando debería ser algo que se tendría que cuidar mucho más al ser tan importantes dentro de este contexto en el que nos movemos. Cumplen más o menos pero los veo poco trabajados y/o desarrollados en general, tienen muy poca fuerza y carisma y en un conjunto son lo peor de la película a nivel de personajes. Una vez más el tema de los villanos vuelve a ser un punto negro en una película de superhéroes. Al menos no caen el lo ridículo o la sobreactuación, simplemente son muy anodinos y sosos, están porque deben estar pero te resultan indiferentes. Una pena.

epic

Y este no es el único aspecto negativo de la película, a nivel visual a grandes rasgos es más que notable en cuanto a la recreación y ambientación histórica de la Primera Guerra Mundial y de ese Reino Unido de época con un buen trabajo de vestuario y decorados. Al igual que toda la parte en Temiscira que desborda fantasía y motología con una fotografía fantástica que resulta maravillosa. Sin embargo los efectos especiales son muy irregulares. Concretamente los digitales (CGI). Ofrecen momentos muy espectaculares y bien hechos con otros mucho más discutibles que no quedan nada bien en pantalla para un filme que cuenta con 149 millones de presupuesto. En algunos momentos de movimientos excesivos en escenas de combate donde tienen que recrear a dichos personajes humanos de forma digital quedan muy cutres. Aquí la compañía principal a cargo de los FXs que es Double Negative (la más puntera junto a ILM y Weta hoy día) no ha estado a la altura de lo esperado en algunos momentos. No son muchas esas escenas donde visualmente la película patina pero sí son destacables y dignas de mencionar, porque consiguen sacarte un poco de algunas escenas en cuestión y eso es un error.

Un punto curioso (y que no es ni positivo ni negativo) es la forma en cómo están rodadas las escenas de acción que chocan un poco con el clasicismo del que hace gala el resto de la película. Digamos que la dirección más clásica de Jenkins en las escenas de acción se transforma en una pseudo Zack Snyder, donde visualmente nos ofrece mucha escena digamos más videoclipera, mucha cámara lenta y mucho artifício, vamos el estilo Snyder. A mí bueno, ni me ha entusiasmado ni me ha molestado en exceso, desde luego en algunos momentos queda cojonudo ese tipo de recursos y en otros pues quizás se lo podrían haber ahorrado un poco.

WONDER WOMAN

La película se sustenta en 3 actos bastante diferenciados entre sí como he mencionado anteriormente. Su primer acto lo tenemos en Temiscira donde conocemos el origen y la motivación que hará a Diana partir de su hogar e internarse en el mundo de los hombres. Allí en pleno Reino Unido comenzará el segundo acto, con la relación de Wonder Woman con Steve Trevor y con el entorno social y político de una Inglaterra en plena Gran Guerra que será fundamental para ella y su toma de decisiones. Al igual que lo será su relación con Trevor y un grupo más de soldados con quien compartirá y aprenderá cómo funciona nuestro mundo en un momento tan tumultuoso. El tercer acto arranca con la espectacular escena de las trincheras que se convierte en el momento de inflexión en la película. Patty Jenkins filma este momento de forma magistral y le otorga un cariz épico impresionante a la escena. Además la música de Rupert Gregson-Williams (otro de los grandes puntos flacos de las películas de superhéroes que aquí sin ser ninguna joya sí destaca por encima de lo que venimos viendo en este tipo de películas) encaja y arropa a la película en sus escenas de forma muy acertada, resaltando aún más los momentos épicos y dramáticos como debe hacerlo. Todo lo que acontece a continuación desde ese momento a su tramo final es un no parar de acción y momentos épicos llenos de fuerza.

La película posee un ritmo muy bueno, ágil y equilibrado que va alternando momentos de todo tipo de forma muy orgánica. Por lo que tendremos momentos para la acción y la epicidad así como otros más cómicos, dramáticos y de romance. Creo que toca todos los palos de forma justa y acertada sin excederse en ninguno de ellos. Algo que me gusta y que creo importante de remarcar es que la película sabe cómo y donde meter su tono en cada momento a lo largo del filme. Aquí no vamos a ver chistes chorras, absurdos o personajes haciendo el imbécil en un momento inoportuno o inadecuado que te acaba sacando de la situación sólo por robarnos una rancia carcajada. Aquí las escenas de acción son escenas de acción y por tanto momentos de riesgo, donde los personajes no tienen tiempo para gilipolleces, aquí el drama es drama cuando toca, y cuando toca el alivio cómico saben separarlo afortunadamente del resto de situaciones ajenas. Creando así una sucesión de emociones y situaciones bastante bien hilvanadas y adecuadas a cada momento donde ninguna pisa a la otra.

balas

También considero valiente que se muestre la Primera Guerra Mundial como debe hacerse, la película sin ser excesivamente gráfica o cruda muestra los horrores de la guerra (niños gritando llamando a sus madres, gente pasando calamidades, cadáveres o incluso soldados gritando a los que les falta una pierna), Todo esto no sólo está justificado por el contexto histórico en el que se encuentra y se mueve la película, sino que será determinante para la construcción de Wonder Woman como superheroína. Sinceramente este tipo de momentos jamás se verían en una película Marvel, donde allí por muy dramático que sea el entuerto nunca se llega a transmitir realmente esa sensación de riesgo, nunca hay o vemos cadáveres o verdadera sensación de peligro… pero donde sin embargo siempre tiene cabida un chiste fortuito, incluso cuando no procede hacerlo.

Me parece acertado todo ello porque los niños “no son gilipollas” y pueden (y deben) ver que el mundo es cruel para así poder creer en los héroes con más razón, ver que la guerra no es agradable ni divertida y que ciertas situaciones y actos tienen sus consecuencias. No todo es el país de la piruleta que se muestra en otras producciones similares. Afortunadamente tiene el tono justo (que no poseía ni Batman v Superman ni Escuadrón Suicida) para ser una película que puede ser disfrutada por todos los públicos.

esta

En resumidas cuentas esta Wonder Woman es una película notable, con un personaje protagonista carismático con quien empatizar rápidamente, con una actriz que lo hace completamente suyo y que se cree su rol creando así una buena construcción del mismo. Una película que ofrece momentos tan emotivos como épicos. Con un estilo muy tradicional que la hace ser una película de aventuras de las de toda la vida y más que disfrutable para todo aquel que se acerque a ella. A título personal no soy fan de los cómics pero sí lo soy y mucho del cine, y como tal esta película me ha gustado bastante, para mí es un triunfo absoluto en cuanto a intenciones y pretensiones. Empañada por unos villanos flojos y unos efectos especiales que a veces no dan la talla como deberían. Por lo demás nos encontramos ante una gran película de aventuras con una buena y sólida presentación de personaje cargada de emociones de todo tipo. Buen cine de entretenimiento hecho con mucho, mucho oficio.

Gran película, la más redonda del reciente universo DC y una de las mejores películas de superhéroes que he visto en mucho tiempo. Si el nivel de este tipo de producciones a partir de ahora va a ser como el de esta Wonder Woman, bienvenidas sean. Esta nueva película de DC/Warner es nunca mejor dicho una “maravilla”.

Nota: 8/10

Lo Mejor:
– Gal Gadot como Wonder Woman, está inmensa, ella hace suya su película y su personaje.
– La dirección de Patty Jenkins en la película es magnífica, un ejemplo a seguir en el género.
– La escena de las trincheras es jodidamente épica gracias al punto de inflexión del personaje, el buen hacer de Patty Jenkins y una banda sonora que consigue ahí su momento más álgido.
– Su estructura de película clásica de toda la vida que funciona a la perfección con una perfecta combinación de emociones bien repartidas.

Lo Peor:
Los villanos son flojos, con poco carisma e interés.
– Algunos efectos especiales digitales no están a la altura y acaban sacando un poco al espectador en algunos momentos potentes del filme.

won

Anuncios

Un comentario en “‘Wonder Woman’ (2017)

  1. Una película genial. Hay que reconocer que Warner Bros y DC se han puesto las pilas y se apartan de la oscuridad de las anteriores películas de su universo cinematográfico para darnos una visión luminosa de Wonder Woman gracias al guión de Geoff Johns (por fin pusieron a uno de sus guionistas top como asesor). Gadot es Wonder Woman y será recordada por este papel

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s