El Diario de Ertélion

est

Libro primero: Los Guardianes

Como los oyentes de La posada recordarán, un par de programas atrás entrevistamos a David Gago Sampedro, escritor del primer libro de la saga El diario de Ertélion. David, además de prestarse a la entrevista de mis compañeros, también nos facilitó un ejemplar de su nueva obra. Ejemplar que me fue confiado para hacer una valoración personal, y una breve reseña.

Y lo mejor será que empiece por esta última.

“Los guardianes”, título del primer libro, comienza cuando dos jóvenes clanianos (que es el nombre que se le da a los miembros de los clanes: sociedades apartadas de los núcleos urbanos, y relegadas a una vida que roza el estilo de vida de los humanos más primitivos, llegando a vivir en el interior de cavernas subterráneas o incluso submarinas) deciden iniciar un proyecto de recopilación de datos acerca de su agonizante mundo, incluyendo todo. No sólo lo referente a clima, la fauna, o la flora… si no todo, en el sentido más literal de la palabra, ya que el planeta se muere. La órbita de Ertélion está afectada por el campo gravitacional, cada vez más irregular, de dos estrellas; y ello está afectando a la vida del propio planeta. A todo esto, hay que sumar los problemas políticos y sociales del mismo, pues el gobierno mundial corre a cargo del Nuevo Orden. Un organismo gubernamental fundado bajo la firme promesa de unir esfuerzos, con el fin de buscar la clave de la supervivencia de la población, ante la inminente extinción de toda la raza. No obstante, Nuevo Orden acabaría por convertirse en un régimen totalitario y tiránico, que no dudaría en emplear la fuerza para acabar con posibles opositores, mandándolos a Las Fabricas. Lugares donde, privados de su libertad, los prisioneros trabajan hasta la extenuación y la muerte.

Bajo esta premisa, lo que inicialmente iba a ser un mensaje en una botella con el fin de perpetuar la memoria de su especie, para posibles culturas de otros planetas; inconscientemente se acaba convirtiendo en algo más serio, cuando el proyecto llega a oídos de Antítesis: Uno de los grupos opositores de la Nueva Orden, que no dudará en ver el potencial del diario, como si se tratase de un manifiesto que podría poner en jaque al gobierno, poniendo en evidencia sus malas artes e intrigas, y apoyando la sublevación popular. De este modo, los protagonistas se verán convertidos en los guardianes del diario. Teniendo, además, que seguir rellenando sus páginas para completar el proyecto, y eventualmente, enviarlo en una nave al espacio.

Lo cierto es, que cuando acepté el encargo de reseñar acerca de lo que os traigo hoy, no sabía bien dónde me metía. Si bien me pareció una buena idea, ya que era algo completamente diferente a los artículos que suelo escribir (los que me lean ya saben que mi zona de confort la forman el cine y más especialmente, los videojuegos) , lo cierto es que a las pocas páginas de iniciar la lectura, me di cuenta de dos cosas importantes, que espero poder explicar lo mejor posible. La primera, era que la estructura de la novela, siendo en forma de diario en el sentido más estricto de la palabra, requería comprender el universo en el que se ambientaba, además de sus tiempos. Pues como buen diario, su organización gira en torno a unas fechas muy concretas: Un ciclo completo alrededor de ambos soles. Por supuesto, todo lo que envuelve al mundo que se nos presenta está perfectamente detallado. Animales, plantas, formaciones geográficas, bestias monstruosas… Todo está ahí, rigurosamente explicado para que no se haga difícil de digerir para el lector. No obstante, la grandísima cantidad de elementos explicativos, hacen que no debas perder la concentración. (Sé de lo que hablo. Por motivos personales tuve que aparcar la lectura un par de semanas, con una consecuente dificultad a la hora de retomar la obra)

La segunda, era que para comprender dicho universo, tendría que entender a sus personajes. Pues cada uno de ellos, como redactores del diario, muestran una parte de este genuino mundo desde su propio, y particular punto de vista. De hecho, sus personalidades están minuciosamente reflejadas en cada parte. Llegando a mostrar en ocasiones, puntos de vista completamente diferentes entre ellos, o llegados a ciertos puntos, “rompiendo la cuarta pared” como se suele decir, contando ciertas cosas directamente al lector. Y es que no nos engañemos. En esta obra, el lector forma parte de la misma, casi tanto como sus propios personajes. Pues el objetivo del diario, no es tan solo la perpetuación de la memoria de un planeta, o el objeto en torno al que gira una revolución, si no también un grito de advertencia para todas las culturas venideras. Pues el mayor peligro, sería que otros (entre los que nos incluiríamos) cometieran los mismos errores que cometieron ellos en su día.

Para terminar, decir que, aunque inicialmente la novela pueda parecer abrumadora ante la cantidad de información inicial que propone, opino que es imprescindible para poder disfrutar de la misma cuando la trama coge ritmo.

¡Espero que la disfrutéis!

fot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s