‘Kong: Skull Island’ (2017)

kong

Vuelve a la gran pantalla el que posiblemente sea (con permiso de Godzilla) el rey indiscutible de los monstruos, vuelve King Kong. De la mano de Warner nos traen esta ‘Kong: Skull Island’, una monster movie con todas las de la ley que sirve de presentación de dicho personaje en lo que promete ser el inicio de una nueva franquicia a lo “universo compartido” tan de moda en los últimos años. ¿Qué nos ofrece esta nueva versión? pues nos ofrece puro espectáculo, por desgracia tan efectivo como vacío.

Vivimos en una época donde el cine mainstream se mueve y vive principalmente de sagas o franquicias, para bien o para mal (hay de todos los casos) se ha estandarizado el no hacer una película comercial “auto-conclusiva”, ahora todo consiste en dejar las puertas abiertas para seguir exprimiendo las gallinas de los huevos de oro. Y claro, una franquicia de monstruos siempre puede ser apetecible y rentable para el gran público (y más en una era donde técnicamente se puede hacer todo lo que se quiera y mucho más). Así pues tras la última (y maravillosa) adaptación de King Kong’ al cine a cargo de Peter Jackson, película que fue bastante criticada en su momento pero que el tiempo poco a poco está poniendo en su justo lugar…Nos llega esta nueva versión de este mítico mono gigante.

Para ello Warner ha puesto toda la carne en el asador con una película de un presupuesto tan mastodóntico como su propio personaje protagonista, nada menos que 185 millones de dólares, un reparto de buenos actores (aunque todos desaprovechados), una factura técnica bastante potente aunque no brillante o sorprendente, ya que no aporta absolutamente nada nuevo, aunque eso sí, resulta espectacular y efectiva, a cargo de la prestigiosa Industrial Light & Magic donde se tira de CGI a saco para recrear a todos los monstruos y de rodaje en exteriores, en parajes naturales (aquí no hay absolutamente nada de animatronics o maquetas o demás aspectos digamos más artesanos como sí habia por ejemplo en el Kong de Jackson).

Esto es un producto de estudio, de una gran Major, en este caso Warner, por lo que todo  está estudiado y realizado con una plantilla milímetro a milímetro, en el cual como capitán del barco han contratado a un director que sea maleable por ellos mismos y que poco o nada pueda aportar de estilo propio o personal como es el director Jordan Vogt-Roberts, un tipo que viene del mundo de los spots publicitarios y del mundo del marketing, por lo que da lo que se espera de el, escenas visualmente potentes y molonas pero vacías, carentes de magia o personalidad.

KONG: SKULL ISLAND

Esta nueva versión cambia por completo su enfoque, ya no tenemos ese tono Pulp de la película original de la RKO de 1933 y que luego volvería a realizar Peter Jackson en su remake. Aquí tenemos a un Kong en plena era de los años 70 con la guerra de Vietnam como telón de fondo y un grupo de mercenarios que acaban llegando a la Isla Calavera con un pretexto tan facilón como cualquier otro. Pero eso al fin y al cabo es lo que menos importa en estas películas, aquí no queremos guiones rebuscados, esto es cine espectáculo y queremos una película que nos sorprenda y emocione como espectadores en dicho género, y bueno hay mucho de lo primero, mucho espectáculo visual y fotografía molona pero absolutamente nada de lo segundo, emoción cero toda en ella.

La película no tarda en mostrarnos al nuevo Kong en pantalla, de un tamaño descomunal (hecho así para que tenga luego una lógica física en su enfrentamiento con Godzilla y su tamaño) con un diseño que visualmente puede recordar más al King Kong original del 33 con un aspecto más feista y antropomorfo que por ejemplo el King Kong de Jackson que se asemejaba más a un gorila gigantesco.

Más allá de que el diseño pueda gustar más o menos para mí aquí está el primer y posiblemente principal fallo de esta nueva versión, y es que este King Kong (la principal estrella de la función) no tiene ningún carisma, su diseño es tosco y bruto pero más allá de eso no crea o produce ningún tipo de empatía con el espectador, te resulta indiferente, (cuando precisamente si por algo destaca King Kong por encima de otros monstruos es precisamente eso, porque sabe crear un acercamiento con los espectadores, un extraño vínculo donde le comprendemos y empatizamos con el), aquí sólo lo vemos dar hostias como panes y listo, no hay ningún tipo de cercanía hacia el, es un bichardo gigantesco que está ahí y listo. Tampoco tiene mucho metraje en pantalla y siempre que sale es para lo mismo, zurrarse con los monstruos autóctonos de la nueva Isla Calavera y con los entrometidos humanos.

bree
El montaje de la película es otro desastre y suceden cosas sin sentido alguno, como por ejemplo: salen 3 o 4 helicópteros del carguero o porta-aviones pero luego en la siguiente escena llegando a Isla Calavera hay por lo menos 10 helicópteros ¿?, hay personajes que aparecen y desaparecen de la trama sin explicación, como la chica asiática que es una especie de bióloga  en su presentación, pero luego llega a la isla y desaparece y no aporta nada de nada ¿para qué ha ido entonces?, escenas de acción forzadas como Kong bebiendo agua en un lago del cual de repente aparece un pulpo gigante que por la propia profundidad de dicho lago no tiene sentido lógico que ese ser aparezca asi…O el momento en la batalla final de Kong con esa especie de reptil alado extraño, donde Kong coge un tronco de un árbol para zurrarle una hostia a dicho ser, momento totalmente reciclado de Pacific Rim donde el robot gigante cogía un barco entre sus manos para zurrarle al Kaiju de turno. Ni se han complicado la vida ni a la hora de realizar set-pieces de acción mínimamente originales…

Eso sí, guiños cinéfilos todos los que queráis, desde La Chaqueta Metálica, a Apocalypse Now (el más obvio) con esa fotografía anaranjada, esos helicópteros contra el sol, esa especie de Coronel Kurtz…, guiño a OldBoy o incluso a Holocausto Caníbal entre otros, unos pequeños fanservice para darle un codazo cómplice a nuestro acompañante si este es cinéfilo.

KONG: SKULL ISLAND

Luego está la Isla Calavera, que es junto a King Kong otra de las señas de identidad más remarcables de este personaje y su mundo, en otras versiones, especialmente en la original y sobre todo en la de Peter Jackson, la Isla Calavera es un lugar como de otro tiempo, un lugar remoto, misterioso, tiene ese aura de leyenda, con su propio ecosistema, estructuras pétreas, sus frondosas selvas llenas de vegetación salida de un mundo fantástico o prehistórico y llena de seres de todo tipo. Donde monstruos extraños se dan la mano con otros más conocidos por todos como los dinosaurios de toda la vida, creando así un conjunto fascinante, excesivo y rico. Aquí la Isla Calavera que nos presentan es una isla muy “real” como puede ser cualquier isla del Pacífico, se pierde por completo ese tono Pulp para darle un tono más “real” pero que mata por completo ese encanto que la hace tan especial y la hace ser tan King Kong.

Aquí cambiamos los dinosaurios por otros monstruos de dudoso diseño artístico con ciertos tonos Lovecraftianos que nos ofrecen las escenas que todo el mundo espera ver (este cambio de diseño en los seres autóctonos de la isla supongo que lo han hecho para acercarlo algo más a la imaginería de Godzilla). Bichos zampándose a los humanos o liándose a hostias con Kong, en escenas tan espectaculares visualmente como anodinas, principalmente porque Kong te importa una mierda (porque no se han molestado lo más mínimo en hacer que te importe) y el resto de personajes (los humanos) tres cuartos de lo mismo, aquí todo te da igual, sólo esperas ver la próxima escena cañera de monstrencos dándose de lo lindo y entre tanto hay que lidiar con escenas de lo más estúpido con diálogos y personajes que dan bastante vergüenza ajena.

tenta
Por un lado tenemos a un Samuel L Jackson haciendo de Samuel L Jackson con cierto tono a un Capitán Ahab de batarillo en su particular vendetta y obsesión contra el monstruo de turno (en este caso Kong) que está perfilado en un par de escenas y a correr. Un John Goodman que pasaba por allí, una Brie Larson que bueno, no está mal del todo y más allá de poner cara de “qué coño hago yo aquí en esta película” al menos su personaje tiene el suficiente carisma para estar medianamente solvente y no ser una heroína ni una chica en apuros, de hecho no se sabe ni lo que es exactamente pero hace unas fotos de puta madre. Luego está John C Reilly que tras llevar prácticamente toda una vida viviendo en una isla muy jodida llena de aborígenes y de monstruos gigantes que te quieren comer pues no tiene otra cosa que hacer del “gracioso” de la película y contar los chistes de turno para agilizar el tono de la misma.

Pero llegamos al peor personaje de todo el filme, el personaje (por decir algo) interpretado por Tom Hiddleston, supuestamente el “héroe de acción” de la película que directamente es de lo más anodino y ridículo que se han visto en tiempo, totalmente plano y que nos regala la escena más bochornosa y de vergüenza ajena de toda la función. Un momento a los Leónidas en 300 con una máscara de gas, una katana y unos monstruos voladores con un efecto a cámara lenta (que por cierto se usa varias veces en la película) que dan ganas de mirar para otro lado de la verguenza ajena que produce. Como vemos unos personajes lamentables, planos no, lo siguiente, casi la definición de “personajes” le viene ya grande…Y que te importan absolutamente nada obviamente.

vier

Y bueno habrá quién diga “de todas formas esto es una película de monstruos, ellos son los que deben importar en todo esto, los humanos son simples masillas”, pues no, tampoco importan los monstruos, porque como he dicho King Kong no aporta o transmite absolutamente nada de nada (y encima es una película “presentación” de personaje dentro de una franquicia, que aún tiene más delito) para mí si una película que se llama King Kong el personaje de Kong me falla para mí la película es fallida, por mucha pirotecnia efectista y de baratillo que nos quieran ofrecer para enmascarar sus enormes carencias, como un guión nulo, unos personajes que apenas llegan a ser personajes y un rey de la función que no transmite nada más allá de verlo dar hostias. Decir también que en esta versión se obvia por completo el componente “romántico” entre Kong y la chica “protagonista”.

La película de Peter Jackson también era puro espectáculo, puro cine de evasión (como esta que nos ocupa) pero no se quedaba sólo en eso, aquella versión se molestaba en construir unos personajes (arquetipos quizás pero construidos), con sus motivaciones, su personalidad y sentías cierta empatía o incluso odio hacia ello. Te aportaban o transmitían algo, y luego estaba King Kong, que era puro carisma, un Kong tan fiero y cañero como entrañable, flipabas con el en sus combates en la Isla Calavera contra otros monstruos, y a su vez te partía el corazón cada vez que alguien le hacía sufrir, te creías ese personaje y su química con Naomi Watts era magnífica y me atrevería a decir sin miedo que es la mejor química de todas las versiones (clásica incluida). Era una película que con sus excesos visuales (que los tenía como la ridícula estampida de Brontosaurios) y de duración estaba hecha con un cariño, un nivel de detalle artístico y un mimo que pocas veces se dan en el cine comercial.

leng
Se puede (y de hecho se debe) hacer cine comercial que no sólo sea efectivo y efectista, sino que intente cuidar muchos otros aspectos más allá del mero espectáculo, por desgracia parece que vivimos en la época del conformismo comercial donde nos conformamos con el “es una película que da lo que se espera, monstruos zurrandose y con eso me vale”, por desgracia mientras no pidamos algo más  a estas películas (y que estamos en nuestro derecho de hacerlo, que para eso nos dejamos el dinero en el cine), es lo que nos seguirán dando. Productos sin alma, pre-fabricados, de laboratorio y carentes de emoción, más allá de ver  y flipar por lo bien hechas que están (que con la pasta que hay detrás de ellas ya no deberían sorprendernos). Nos hemos vuelto muy muy conformistas con el cine comercial y eso no es bueno. Porque si por algo han pasado a la historia del cine cientos de películas de corte comercial o mainstream han sido por ofrecer muuuucho más que pirotecnia o escenas de acción espectacuar.

Tengo claro que King Kong no se ha convertido en un personaje icónico dentro de la historia del cine por ser sólo un personaje y un monstruo que se zurra con otros, sino por ser algo más, por tener cierta personalidad, empatía para disfrutar y sufrir con el, nada de eso hay aquí ene sta nueva versión. Eso sí, molonismo prefabricado con imágenes muy molonas para poner de fondo de pantalla de vuestros ordenadores de eso todo lo que queráis.

fire.jpg

Una película tan efectiva como vacía, hecha para crear una cadena comercial cual Burguer King, carente de mimo o magia, que disfrutas mientras ves sí pero que olvidas por completo nada más salir de la sala de cine. Esta nueva Kong Skull Island sólo sirve para hacer mejor a la injustamente tratada versión de Peter Jackson, que será todo lo excesiva que se quiera pero tiene un amor por el cine, por el material original y un cuidado y una magia en determinadas escenas que esta ni tan siquiera puede llegar a vislumbrar.

¿Es esta Kong: Skull Island entretenida? si por supuesto,  es ¿olvidable? completamente. Si nos vale con eso pues será una película de 10. Pero para un servidor King Kong es algo más que simples mamporros y me reitero, por algo más que dar simples hostias se ha convertido en un clásico del cine. Por cosas que en esta película no vemos por ningún lado.

Lo Mejor: El primer ataque de Kong a los helicópteros que están llegando a la Isla Calavera, espectacular y salvaje…

Lo Peor: Un Kong totalmente nulo de carisma con empatía 0, unos personajes ridículos, el momento Hiddleston + gas+ katana de lo más ridículo del año…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s