Master of Orion “Conquer the Stars”

master_of_orion_conquer_the_stars_5k-hd

Apenas unas semanas han pasado desde que cayera en mis manos, de un modo fortuito, el título que hoy tengo intención de presentaros. Se trata de una franquicia que quizá muchos ya hayan olvidado, y posiblemente aún más ni siquiera hayan llegado a conocer, pero que por motivos personales, cuando lo vi disponible a través de Steam, no he podido resistir la tentación de adquirir. Se trata del nuevo juego de la franquicia Master of Orion, titulado MoO Conquer the Stars.

Corría el año 1996 cuando mis padres se decidieron a comprar el primer ordenador de la casa. La máquina, un Pentium II que iba como un tiro, y fluía en todo apartado gráfico deseable, fue para mí una auténtica revelación. La alegría ya fue máxima cuando para rematar, compraron la enciclopedia Encarta, y un pack de juegos que incluían títulos como Broken Sword, M1A2 Abrams, Return to Zork, o Mechwarrior 2. Todos en inglés. Sin embargo, el primero que captó mi atención (Convirtiéndose oficialmente en el primer juego de pc al que jugué), fue Master of Orion II: Battle at Antares. Lo instalé, lo jugué, y a los diez minutos descubrí dos cosas: Que no entendía nada de aquel juego, y que necesitaba aprender inglés pero ya.

Los años pasaron y la tecnología avanzaba, pero aunque salían juegos nuevos por los que yo mendigaba a mis padres para que me compraran (con escasa tasa de éxito, debo añadir) nunca me di por vencido a la hora de intentar descifrar aquél mapa de estrellas que la pantalla de mi ordenador me presentaba, junto a una serie de razas grotescas, y naves extrañas. Con el tiempo, comencé a entender vagamente que aquél era un juego más denso de lo que a mí me parecía.

psilonfleet_1920x1080

El título presentaba un juego de estrategia por turnos, en el que tenías que convertirte en el líder de una de las diez razas dotadas de razón y tecnología suficientes como para salir a colonizar otros sistemas solares, y sus respectivos planetas, creando toda una sociedad galáctica a tu paso. Como no podía ser de otro modo en esta clase de propuestas, el resto de razas no estaban muy de acuerdo con tu arrebato expansionista, de modo que el conflicto estaría servido a modo de batallas de cruceros intergalácticos en combates en los que los rayos láser y los torpedos nucleares primarían ante los avances de infatería sobre la superficie de cada planeta. Tiempo después descubrí, que el objetivo de la campaña por la supremacía de tu especie, pasaba por conquistar el planeta Orion, que generalmente estaba en el centro del universo, custodiado por un guardián (Al que yo, en mi infinita ignorancia llamaba el Master de Orión. Suponía que de ahí provenía el título del juego).

moo_releasedateannouncment_screenshots_9

Pero lejos de comprender el objetivo real de esta epopeya espacial, un par de años después descubrí que existían más formas de acabar una partida. Podía acabar mediante la derrota de una especie invasora que aparecía cada cierto tiempo llamada Antarans, así como llegando el primero a la cumbre de la investigación tecnológica, o logrando la mayor puntuación llegado a cierto número de turnos. Se podía incluso vencer sin necesidad de pegar ni un solo tiro, mediante el uso del maravilloso arte de la diplomacia. Estaba claro, estaba ante un título mucho… muchísimo más complejo de lo que creía.

Ni que decir tiene, que no llegué a dominar el juego hasta que mucho tiempo después, encontré el CD del juego debajo del escritorio de mi habitación. No funcionaba, pero me hizo recordar la de horas que pasé mirando el vacío del cosmos, mandando naves de aquí para allá. Ya había jugado a otros títulos que ofrecían propuestas similares llegados a este punto, pero al ver aquél rallado y deteriorado CD-ROM me hizo querer probar una última vez aquél juego raro y complejo, de modo que “busqué en las redes” alguna forma de volver a echar una partida… La experiencia fue la que esperaba. Aquel día caí en la cuenta, de que siempre había tenido en mis manos una auténtica obra maestra.

bulrathifleet3_1920x1080

Una franquicia renovada, pero sin perder su esencia

Y resulta que hace dos semanas, veo en una pequeña ventana de Steam, en letras plateadas y fondo liláceo las palabras “Master of Orion”. Al hacer clic, descubrí lo que ya habréis imaginado llegados a este punto de la anécdota… se trataba de una nueva versión. Con un lavado de cara más que impresionante, que a su vez, bien mirado… pues tal vez no fuese tan necesario, teniendo en cuenta que se trataba de un juego de estrategia “de gestión”. No obstante, el avance gráfico estaba ahí, junto a la posibilidad de modificarlo para ver todo el universo con efecto “retro”, y junto con todas las razas clásicas y alguna que otra sorpresa inesperada. Entre las cosas que me llamaron poderosamente mi atención, estaba el hecho de que pese a los más de veinte años que separan a este juego de su entrega original, han respetado la fórmula. Cosa que, si bien es algo que debería ser de lo más lógico, muchas otras franquicias no lo cumplen.

No hay una serie de mejoras implementadas para probar suerte, a ver si en su siguiente entrega se parece más a otra cosa, que a su planteamiento original. Conquer the Stars, en lo único que lo diferencia del MoO de 1993 es, obviamente el apartado gráfico, así como el doblaje, que en esta ocasión cuenta con voces de auténticas personalidades, como Mark Hammill, Robert Englund (Sí, sí… Freddy Krueger en persona) o Alan Tudyk entre sus caras más conocidas, o jugando en la liga de las voces reconocibles Nolan North (Nathan Drake), o Troy Baker (Booker Dewitt en Bioshock Infinite, o Joel en The Last of Us). Por cierto, un inciso… y es que todas estas voces aparecerán en las escenas de diplomacia, en las cuales tendremos la posibilidad de reunirnos en persona con los dignatarios ajenos a nuestra especie para conversar.

maxresdefault

Por lo demás, el juego nos propone, ESTA VEZ EN ESPAÑOL, el mismo objetivo que sus homónimos anteriores. Tras darnos a elegir entre las nueve razas clásicas ya famosas, e incluirnos a los Terran, que son la novedad (y que como raza humana mutada por las condiciones de la vida en el espacio, hará las delicias de los amantes de Killzone que quieran ampliar fronteras en los juegos de estrategia), el modo campaña nos pondrá en la piel del gobernador de la especie elegida, para hacerla prosperar por la vía que nos dé la real gana, mientras investigamos tecnologías, colonizamos planetas habitables para nuestra especie, extraemos recursos naturales del mismo, tratamos de preservar el ecosistema de dichos lugares, terraformamos planetas para hacerlos más habitables, contactamos con otras civilizaciones, hacemos tratos con ellas, defendemos nuestro espacio aéreo -En esta ocasión en batallas que pasan a ser en semi tiempo real, con posibilidad de usar la “pausa activa”- hacemos amigos, enemigos, compartimos tecnologías, las robamos, urdimos planes de asesinato, detenemos a espías, buscamos reliquias de los Antarans, conquistamos, destruimos, y… en fin, creo que ya había dejado claro que estábamos ante un título complejo.

3089209

Y todo ello sin hacer perder los estribos al jugador, amenizando la partida con unos efectos visuales que dan ganas de pasar la imagen a la gran pantalla, únicamente para quedarte contemplando la profundidad de la galaxia, con una BSO ambiental compuesta por Dan Schiopucie y David Govett, que da una paz y una sensación de magnificencia al juego, que lo convierte bajo mi, absolutamente subjetivo punto de vista, en un juego a reseñar. Espero que si hay entre los lectores algún jugador de esta antaño joya, disfrute de este nuevo episodio de la franquicia que marcó para mí un antes y un después en el mundo de los videojuegos.

¡Espero que os guste!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s