Los 7 Magníficos (2016)

Hace poco más de dos semanas que se estrenó en las salas de cine el remake de los años 60, Los siete magníficos. En esta ocasión, de la mano de Antoine Fuqua. El director de “King Arthur”, “Lágrimas del Sol”, o de la aclamada “Training day”, repite parte del elenco de esta última, para traer a las salas de cine una adaptación de un western convertido en referencia del género con el paso de los años.

maxresdefault

La hora de los remakes.

Debo reconocerlo… Al igual que mucha gente de mi generación, no he sido un gran seguidor del cine western de la época dorada (Y no porque nuestros padres no insistieran). No obstante, “las pelis del oeste” han ido regresando poco a poco a nuestras pantallas, no sólo en calidad de remakes. Y hay que admitir, que tal vez en su gran mayoría serán cine de fácil digestión, pero realmente entran muy bien y el público que va por primera vez a verlas, rara vez sale descontento. Cierto es, que cuando se trata de remakes como Los siete magníficos del 1960 o como es el caso, reremakes de una adaptación de una de las más grandes obras de arte que se han hecho en la historia del séptimo arte como puede ser Los siete samurais del 1954, es posible que el público que fuera en su día fan de estas joyas, pueda poner el ojo crítico en modo de combate sobre estas cintas. Cosa que por supuesto en esta ocasión, ha hecho.

Ante todo hay que remarcar las diferencias. Y es que Fuqua debía saber que todo aquél que fuera a criticar su película, sería en lo primero en que se fijase. El reparto que se presenta en este caso es mucho más multicultural, y obviamente no recuerda tanto como cabría esperar al de la película original, pero ¿Acaso eso es un error? Quiero decir, que para hacer un remake no hay que calcar secuencia tras secuencia cada escena de la original. En este caso, el film se ha adaptado al público actual… De hecho, si nos ponemos a mirar en retrospectiva, incluso el propio Kurosawa aplaudió la adaptación al western de su propia obra, pese a no tener katanas de por medio.

Continuando por las diferencias en el reparto, tenemos la fantástica actuación de Peter Sarsgaard en el rol del villano de turno, que ha sido reconvertido en hombre de negocios ricachón, agresivo, y despiadado, en contra de La Calavera, el bandido mexicano de la versión de Sturges. Esta diferencia, a parte de que no está nada mal, ya que Sarsgaard se come la pantalla haciendo del psicópata trajeado de la película, juega a favor de cambiar un poco el argumento en sí, ya que ya no tratará de un grupo de bandoleros que roba de forma habitual una aldea que no tiene prácticamente nada, si no que muestra las ansias de poder de un empresario de ciudad en un valle del interior en el que se ha encontrado oro. Un oro, que obviamente no le pertenece, y arrebatará por la fuerza a los pobres aldeanos junto a sus tierras y sus casas.

Junto a dichas diferencias, también tiene su buena reserva de tópicos del cine de la época, además de pequeños guiños a sus versiones anteriores. Tiroteos, duelos, venganzas, y motivaciones ocultas, junto a personajes que recuerdan, en mayor o menor medida, a los siete mercenarios originales de la versión de Sturges, además de un indio Cherokee apartado de su tribu en busca de aquellos que han perdido su honor. Algo bastante… samurai, ¿no os parece? Aunque de todos modos, esto no es algo criticable en el sentido negativo de la palabra. Hay clichés, sí… ¿pero no es lo suyo cuando tratas con unos personajes de características tan remarcadas?

hero_magnificent-seven-tiff-2016

En cuanto a la ambientación, es de nueve. Porque si bien han retratado un pueblo de Rose Creek que es calcado a como imaginamos que debía ser una aldea del interior del far west, con todas sus estructuras más llamativas, como la iglesia de madera blanca nacarada, el banco, o su mítico “Saloon” repleto de prostitutas, hay que señalar los cuatro errores más llamativos, como unas dentaduras mas blancas que las paredes de la propia iglesia, el escote de la viuda Cullen (Haley Bennett) que en nada pega con el puritanismo de la época, o unos disparos de revólver que bien podrían rivalizar en potencia auditiva y de daño al de un cañón antiaéreo.

Pero lo cierto es que apartando esos detalles, un par de explosiones exageradas, y una cantidad de enemigos en la batalla final, que no concuerda demasiado con la cantidad que se iba viendo acercarse al pueblo a lo largo de la trama, el resto de la ambientación se sostiene de un modo muy digno.

Junto a la ambientación, cabe destacar la interpretación de los actores. Ahí sí que tengo que decir que están de diez, especialmente bien llevados por el guión para que algunos de los actores de mayor peso no pisen a los menos conocidos. Así tendríamos a Denzel Washington, Peter Sarsgaard, y Ethan Hawke en lo más alto en lo que la calidad de interpretación se refiere (Personalmente Hawke estuvo sublime), seguido de Chris Pratt y Vincent “Recluta patoso” D’Onofrio, que daban el toque cómico contra el drama del film, y acabando con los menos conocidos, aunque no por ello con menor peso interpretativo, Manuel García-Rulfo, Lee Byung-hun, Martin Sensmeier, y Haley Bennett.

Insisto, todos ellos tuvieron un peso equivalente en la trama, a excepción de Washington, que es el protagonista principal y le pertoca un leve, aunque mayor arco argumental que los demás.

En cuanto a la banda sonora, esta viene de la mano del grandísimo James Horner, que si bien es un acierto en lo que a inmersión acústica en la trama se refiere, le falta el carisma de aquél famosísimo tema principal de Elmer Bernstein, que se han tomado la libertad de añadir al final de la película a modo de homenaje.

siete-660x374

En conclusión, estamos ante una cinta más que aceptable, contra la que la crítica profesional se ha ensañado de un modo inexplicable, y que a consecuencia de ello, ha reducido las expectativas de una parte importante del público. Pero, si sois de los que obviáis las críticas más conservadoras en pos de disfrutar de una tarde de cine llena de entretenimiento, acción, póquer, y buen whisky… Esta es una muy buena opción.

Pero como siempre, la crítica más importante es la que podáis hacerle vosotros mismos viéndola.

¡Que la disfrutéis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s