Mis Terrores Favoritos -Años 60-

Breve introducción al lector:

El cine de terror es uno de los géneros favoritos por el espectador cinematográfico, y no es extraño ya que gracias a el y sus propios resortes podemos sentir casi como con ningún otro género fílmico sensaciones como la angustia o el verdadero pánico, pasar miedo, asustarse descubre el lado más oscuro y primitivo del ser humano y encontrarte cara a cara con tus pesadillas más profundas, ser perseguido por monstruos, escapar de la oscuridad o ser acechado por un asesino son experiencias difícilmente superables, el hecho de estar al otro lado de la pantalla y ser un simple espectador te da la opción de jugar y disfrutar con el propio miedo, ya que ser un mero espectador del horror proporciona la seguridad lógica de que lo visto en pantalla no se focalizará en nuestra realidad, algo que resulta realmente tentador y atrayente.

scream

En este repaso por algunas de sus películas mas representativas o memorables a grosso modo analizaremos las décadas más prolíficas del género, sus películas más icónicas y las que más influyeron en producciones venideras, así como aportaremos algunas curiosidades sobre ellas, debido a la densidad del artículo he optado por dividirlo en 6 entregas (una por década) para así hacerlo más ameno, sin más espero que disfrutéis leyendo este artículo sobre el género de terror tanto como yo he disfrutando realizándolo…

Los Años 60:

noviadEsta década fue bastante prolífica y nos regaló joyas del género inolvidables, algunas de ellas clásicos del cine,  seguían en racha productoras como Amicus o Hammer, pero fue un director de caracter difícil y con obsesión por las rubias llamado Alfred Hitchcock quien inaguró la década con todo un clásico del cine, Psicosis.

A su vez también fue la década de la creación del zombie tal y como lo conocemos hoy día (más allá del zombie vudú de Haití), todas ellas presagiaban una nueva época y sobre todo una nueva forma de ver y entender el cine de terror, George A. Romero creaba una moraleja socio-política con su mítica ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ , Roger Corman se atrevia con sus adaptaciones sobre los relatos de Edgar Allan Poe (‘La Caída de la Casa Usher’ o ‘El Cuervo’, ‘La máscara de la Muerte Roja’) con resultados algo discutibles, destacar ‘El Palacio de los Espíritus’ una vez más de Corman con su actor fetiche Vincent Pryce, ya que su atmósfera es realmente interesante y la película es una extraña mezcla de la obra de Edgar Allan Poe y especialmente de Howard Phillips Lovecraft, casi nada.

A su vez el singular Mario Bava dirige la imprescindible ‘La Máscara del Demonio’, también el gran director Roman Polanski se atreve a juguetear con el demonio hecho que le traerá fatales consecuencias en si vida privada en años posteriores, realizando la hipnótica ‘La Semilla del Diablo’, otro clásico aparecido por aquel entonces es ‘El Pueblo de los Malditos’ que tuvo décadas despues un remake a cargo de John Carpenter, también aparece la que está considerada la primera película gore, ‘2000 Maníacos’ realizada con bajísimo presupuesto y con una de las escenas más crudas que se recuerda en aquel momento, donde una persona es tirada colina abajo dentro de un barril lleno de clavos.

Vuelve a aparecer Hitchcock con ‘Los Pájaros’ para demostrarnos que pasaría si invirtiéramos el orden natural de la naturaleza, el gran y perfeccionista Robert Wise nos trae una joya como ‘The Haunting’ película de casa encantada con un ritmo pausado pero denso e inquientante como pocos, además de contar con unas excelentes interpretaciones, Francis Ford Coppola se inicia en esto del cine con ‘Demencia 13’ apadrinado y descubierto por el mítico Roger Corman.

‘The Haunting’ de Robert Wise (1963)

En resumidas cuentas una década donde a finales de la misma el cine de terror Norteamericano estaba empezando a reinventarse, era más arriesgado y menos teatral y donde en europa concretamente en Italia directores como Mario Bava inventaba también un nuevo género, el Giallo, un sub-género bastante explícito donde los crímenes y escenas cruentas eran mostradas en primeros planos y nada se dejaba fuera de campo, una combinación muy sugerente entre el thriller policíaco con pequeñas toques de terror, algo que posteriormente serviría en cierta medida de inspiración al mítico sub-género conocido como slasher, películas como ‘La muchacha que sabía demasiado’ o ‘Seis mujeres para el asesino’ entre otras abrieron este sub género que siguió teniendo buena vida en los 70 gracias a gente como Dario Argento (que ya tocaremos), en resumidas cuentas una década imprescindible para entender la evolución del género en los años venideros con joyas que aún hoy perduran y nos siguen estremeciendo.

A destacar también ‘Las Novias de Drácula’ de Terence Fisher, film de la productora Británica Hammer donde si bien la historia dejaba fuera al Conde Drácula ofrecía la suficiente calidad aportando un espléndido Peter Cushing como Profesor Valhelsing personaje que ya había repetido en anteriores ocasiones, además de una ambientación bastante conseguida realizada principalmente en interiores de estudio que eran a su vez reciclados de otros decorados de anteriores producciones de la productora inglesa, algo bastante común para abaratar costes.

ted

‘El palacio de los espíritus’ de Roger Corman (1963)

Como curiosidad destacar que el guión le fue propuesto a Christopher Lee pero este lo rechazó al no estar contento con el mismo, esto llevó a volver a reescribirlo y cambiar gran parte de la trama, con el tiempo se ha convertido en una película bastante querida, toda una obra de culto, con muchos fans que la defienden a capa y espada como una de las mejores películas de la productora, pues mantiene todo el espíritu de la Hammer y todo el saber hacer de su director más mítico, el artesano Terence Fisher.

En España en esta década nace lo que se conoce como el Fantaterror, películas de género (terror, suspense, ciencia ficción) de poco presupuesto que salían en cierto modo de la fama y la transcendencia de la Hammer y en menor medida Amicus, donde gente como Jess Franco, Jacinto Molina (más conocido popularmente como Paul Naschy), Armando de Ossorio o Eugenio Martín entre muchos otros crearon producciones memorables con miles de fans que las idolatran como auténticos filmes de culto, que incluso tienen mucho más reconocimiento fuera de nuestras fronteras, si bien es cierto que este “movimiento” del cine de terror patrio fue realmente destacable en los años 70 (que ya trataremos), a mediados/finales de los 60 comenzaba a despuntar.

OKOS

‘El pueblo de los malditos’ de Wolf Rilla (1960)

Tras este breve repaso por lo que trajo de sí esta década en cuanto al cine de terror se refiere voy a detenerme algo más pormenorizadamente en 4 películas que considero imprescindibles dentro del género, 4 películas que por su calidad, por el momento en que fueron concebidas y por la repercusión que tuvieron posteriormente en otros directores y producciones a las que sin duda sirvieron de inspiración merece la pena recordarlas.

Psicosis (1960)

psiPasemos ahora mas detenidamente a la que es sin duda y por méritos propios una de las obras maestras del género y un clásico indiscutible del cine, estamos hablando de ‘Psicosis’ de Alfred Hitchcock, inspirada en los crímenes cometidos por Ed Gein y basada en la novela del mismo nombre escrita por Robert Bloch nos situa principalmente en el Motel Bates donde una secretaria, Marion Crane, se hospeda tras robar de la oficina donde trabaja una abultada cantidad de dinero, lo que la bella joven no sabe es que el conserje de dicho motel, un hombre de apariencia amable y educado, de voz suave, casi susurrante alberga deseos nada benévolos hacia ella.

Así da comienzo uno de los clásicos del cine, rodada en glorioso blanco y negro con una excelente fotografía y filmada prácticamente en interiores posee una brillante partitura a cargo de Bernard Herrmann conocida hasta la saciedad gracias a la estridencia de los violines en la mítica escena de la ducha (una de las escenas más icónicas de la historia del cine junto a la escena de ‘King Kong’ en el Empire State), hay quien dice que con esta película comenzó el género del Psicokiller, algo bastante cuestionable ya que películas como ‘El Fotógrafo del Pánico’ por ejemplo también es del mismo año, pero de lo que no hay duda es de la influencia que tuvo el film a nivel mundial, su ambientación, sus giros de guión, su final y su excelente uso del suspense la ponen en lo más alto del género.

Algo curioso es la forma que tiene Hitchcock de contarnos la trama, totalmente novedosa por aquel entonces, ya que nos presenta a su protagonista y se toma su tiempo en profundizar en ella, una Janet Leigh que está bastante correcta en su interpretación, sorprendentemene el film pega un giro radical a mitad de su metraje y fue algo que dejó totalmente descolocado al espectador de la época, un golpe de efecto muy eficaz sin lugar a dudas por parte de su director.

psi

Pero si hay alguien que destaca sin duda en esta película es el papel que inmortalizó Anthony Perkins con su brillante Norman Bates, su expresividad contenida, casi distraída se mezclaba con su turbadora mirada ( increíble en este sentido el plano que cierra el film, con esa mirada completamente espeluznante del actor directamente a cámara y que penetra en el alma del incauto espectador).
Como curiosidades interesantes a destacar, decir que la sangre que aparece en la mítica escena de la ducha no se trataba de salsa de tomate o productos similares de la época, en lugar de ello se utilizó sirope de chocolate ya que su densidad era más similar a la de la sangre y quedaba mejor en pantalla, además al tratarse de un film en blanco y negro no se apreciaba su color.

El sonido utilizado en el apuñalamiento de la bañera se consiguió apuñalando una sandia, dicha escena necesitó 4 días para llevarse a cabo y fue rodada con 70 posiciones de cámara distintas para luego terminar ocupando 45 segundos en el metraje final, a su vez la actriz Janet Leigh fue doblada por una doble de cuerpo, la película escandalizó al público de la época por determinadas escenas que consideraban “incómidas de ver”, pese a ello y con el paso del tiempo se convirtió en todo un referente en el género y contó con varias continuaciones y un remake, todos ellos completamente olvidables.

Los Pájaros (1963)

birdTres años después Alfred Hitchcock vuelve a estremecernos, esta vez con una de sus películas más populares, ‘Los Pájaros’, donde el director británico elabora un macabro juego donde el enjaulado pasa a ser el ser humano y los pájaros vuelan libremente creando el caos, algo destacable de la misma es que en ningún momento se dice o se explica el porqué del comportamiento de dichos animales, de su repentina agresividad, algo que hace aún mas inquietante la propuesta, es cierto que hay mil y una teorias sobre ello que serían tan largas de comentar aquí que no terminaríamos nunca, de todas formas ninguna de ellas acaba de ser concluyente.

La historia nos presenta a Melanie una nueva rica hija de un magnate de San Francisco que decide ir a Bodega Bay tras conocer en una pajarería al abogado Mitch Brenner con el pretexto de regalarle unos periquitos a la hermana de este, una vez allí los pájaros del lugar comienzan a tener comportamientos cada vez más extraños y agresivos…

El film hace gala de unas correctas interpretaciones a cargo de Tipi Hedren, Rod Taylor y Jessica Tandy consiguiendo momentos de gran tensión emocional, las escenas de los pájaros fueron añadidas en postproducción por lo que mientras rodaban la película muchos actores dudaban de la calidad de la misma, decir también que la película carece por completo de música, en su lugar el compositor predilecto de Hitchcock, Bernard Herrmann, optó por sonidos tales como graznidos y aleteos de alas para acompañar la trama dotando así a la historia de un ambiente bastante agobiante.

A modo de curiosidad Hitchcock suprimió el clásico “The End” para lograr un final completamente abierto y lograr así que el desazón del espectador continuara una vez terminada la película, los efectos especiales trajeron de cabeza a todo el equipo técnico ya que no era un film con un presupuesto elevado y las transparencias en cámara estaban a la orden del día.

esta

Siempre que podían usaban pájaros reales pero a su vez también se usaron pájaros sintéticos y disecados para algunas tomas, una de las escenas donde la protagonista es picoteada por una gaviota (ficticia) el impacto fué tan grande que realmente el muñeco le hizo una herida en la frente a la actriz, incluso Hitchcock tenía en mente un supuesto final donde los protagonistas escapaban y llegaban a San Francisco, una vez allí contemplaban horrorizados como la ciudad había sido tomada por los pájaros, que aguardaban posados en edificios y en el puente Golden Gate, por falta de medios tecnológicos y presupuesto este final no pudo llegar a realizarse.

La película hoy día puede verse muy bien pese a sus desfasados efectos visuales, posee un excelente dominio del suspense y unos de los finales más abruptos y extraños de la historia del cine, homenajeado y parodiado en infinidad de ocasiones.

La Noche de los Muertos Vivientes (1968)

sip

Llegamos ahora a la que quizás sea la película que más ha influido en generaciones y producciones que llegaron después, ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ llega incluso a reinventar un sub-género como sería el del cine zombie tal y como lo conocemos hoy día, recordemos que antes del film de George.A.Romero la temática zombie iba por otros derroteros, más centrados en el ritual vudú de Haití y la zombificación propiamente dicha mediante polvos y rituales realizados por los brujos Bokor, estos “conseguían” que los cuerpos recién enterrados “volvieran a tener vida” pero careciendo  completamente de conciencia propia y recuerdos de una vida pasada, estas personas eran usadas para realizar forzosos trabajos en plantaciones y demás ordenanzas de sus “dueños”, carentes así de motivación alguna, eran como títeres usados al antojo de estos perversos hechiceros…Películas como ‘La legión de los hombres sin alma’ o ‘Yo anduve con un zombie’ entre otras trantan el tema zombie desde ese primas más digamos “realista”.

Pues bien, Romero cogió simplemente la idea de “muertos vueltos a la vida” que llevaba entre nosotros en realidad desde lo albores de la humanidad (los egipcios creían en ello)  y le otorgó de cierta malignidad al personaje pues su única y vital función sería la de alimentarse de los vivos, a su vez eran seres de aspecto putrefacto, podrian tratarse de seres recien muertos o ya en bastante estado de descomposición, de aspecto temible y de torpes movimientos, sus gemidos y alaridos helaban la sangre.

Romero realizó una excelente película que no dejó indiferente a nadie por varios motivos, el primero y más llamativo era el mensaje socio-político que anidaba en su interior, bastante molesto para la época, si a esto le añadimos que el protagonista era un personaje de color la polémica se acentuaba aún más, no olvidemos que estamos hablando de la década de los 60, todos los actores eran personas con escaso nivel interpretativo, amigos y gente que estaba comenzando a abrirse camino por aquel entonces, el film tuvo un presupuesto bastante limitado (unos 114.000 dólares ) he ahí otro de los motivos de por qué fue filmada en blanco y negro,  esto tambien prohibió a Romero rodar escenas algo más explícitas pues la película salvo en contados planos poca carnicería puede llegar a verse y la caracterización de los zombies es bastante limitada.

manos

La historia nos narra como Bárbara acompañada de su hermano deciden ir a un cementerio de Pennsylvania, allí sin saber muy bien porqué son atacados por un extraño hombre de aspecto horrible, el herrmano de la chica acaba muerto y esta horrorizada corre a través del bosque hasta llegar a una casa que parece abandonada, allí conocerá a Ben y otras tantas personas más que se atrincheran en su interior mientras ven cómo una amenaza desconocida hace que los muertos vuelvan a la vida y cómo estos empiezan a rodear la casa, todos deben colaborar entre sí a pesar de sus diferencias o no saldrán vivos…

La película también nos plantea la interesante propuesta de ver como un grupo de personas encerradas en un lugar determinado llegan a ser casi tan temibles como el mal que les espera fuera debido al contraste de ideas y opiniones, Romero maneja con excelente pulso todo el metraje siendo este empañado quizás por algunas actuaciones que no están a la altura.

Como curiosidades para el tema del maquillaje fue contratado Tom Savini pero no pudo hacerlo pues fue enviado por el ejército Norteamericano a Vietnam como fotógrafo de combate, ironías de la vida en los 90 el propio Savini hizo un remake de La Noche de los Muertos Vivientes con más presupuesto, más sangrienta y a todo color, el resultado fue más que decente y algunos incluso la prefieren al film original.

rubia

Para la sangre usaron el mismo sirope de chocolate usado por Alfred Hitchcock en ‘Psicosis’ pues a Romero le fascinó como quedaba en pantalla, la marca concreta era Bosco, sobre la trama en sí se han dicho mil y una teorías de por qué los muertos vuelven a la vida, la radiación de un satélite espacial es la mas feaciente.

La casa donde tiene lugar la mayor parte de la trama iba a ser demolida días después de la filmación de la película asi que su propietario se la cedió al equipo para que hicieran con ella lo que les pareciera oportuno, las escenas de casqueria donde se veían a los zombies devorando carne fresca en realidad era jamón cocido recubierto de sirope de chocolate, por otra parte el propio Romero confesó que se basó en relatos de Richard Matheson como ‘El Ultimo Hombre Vivo’ para tener la idea del fim.

La película fué un rotundo éxito en todo el mundo y es considerada un film de culto, adorada hasta la saciedad es una de las películas más influyentes de la historia del cine, de su temática zombie ha salido infinidad de material, secuelas, remakes, libros, comics, series, videojuegos (Resident Evil se lo debe todo a ella) o la reciente ‘The Walking Dead’ (cómic y serie) etc.
Si quieres saber cual fué la película que empezó todo el fenómeno zombie es de obligado visionado.

La Semilla del Diablo (1968)

rosemary

Y finalizamos esta primera parte del dossier dedicado a las películas de los años 60 con la que considero otra de las imprescindibles de la época, para mí una obra maestra, una película que tuvo consecuencias trágicas años después para su director, un film donde el terror más que mostrarse se sugiere, se intuye, se siente, en cada toma, en cada plano, en cada diálogo, una película de atmosferas, onírica y llena de maldad, estamos hablando de ‘La Semilla del Diablo’ titulo en castellano que no obstante tuvo cierta controversia pues delataba de manera descarada una de las sorpresas finales de la película.

El reparto es de auténtico lujo pues tanto Mia Farrow, John Casavettes, Ruth Gordon, Sidney Blackmer están magníficos en sus roles, destacando sobre todos ellos el papel de Ruth Gordon que es magistral y que le valió el Oscar a Mejor Actriz de Reparto, su papel de anciana vecina de aspecto adorable pero a su vez inquietante es insuperable, Mia Farrow también esta sobresaliente en el papel donde poco a poco va creándose una paranoia que va en aumento durante todo el metraje y que consigue contagiar al espectador, la dirección artística es sórdida y angustiosa, la fotografía con tonos apagados y cierta nebulosa le da al film ese aspecto insano, onírico como de pesadilla, que ayuda en su ambientación de forma impecable, arropada en todo momento por la magistral partitura de Cristopher Komeda que llega a componer una de las nanas más siniestras y a la vez hermosas que se recuerdan.

La dirección de un maestro como Polanski se hace notar en cada plano, su dirección es pausada, cargada de planos detalle que a veces se le escapan al espectador en su primer visionado, todo ello se desboca en su tramo final donde ángulos imposibles, zooms alocados reflejan de forma brillante la locura de la protaginista y su posterior actitud sumisa ante la imposibilidad de hacer algo ante tal aterrador panorama.

estadsss

La producción tuvo ciertos problemas con diversos sectores satanistas de la época pues según ellos la película revelaba ciertos mensajes y actuaciones que debian de ser secretos y ocultados al público, hay quien dice que debido a ello Roman Polanski se ganó muchos enemigos que le amenazaron a él y a su familia.

La trama cuenta como un matrimonio neoyorquino se muda a un edificio situado frente Central Park sobre el cual según cuenta un amigo de dicha pareja pesa una maldición, una vez instalados se hacen amigos de sus vecinos una adorable pareja de ancianos formada por Minnie y Roman Castevet que son especialmente atentos y amables con ellos, especialmente con Rosemary, lo que no se imaginan es que dicha pareja esconde un lado muy oscuro y crueles intenciones para el futuro de Rosemary y el hijo que ella lleva en su interior…

ojo

Curiosidades varias del film, un año después la actriz y esposa del director, Sharon Tate, fué brutalmente asesinada por la banda del psicópata criminal Charles Manson llegando incluso a sacar el feto que esta tenía en su vientre ya que la actriz estaba embarazada en aquel momento, la esposa hace una breve aparición en la película como una de las amigas invitadas a la fiesta en el apartamento de la pareja protagonista. No es algo que tenga que ver expresamente con la película pero hay quién ve que todo ello fue un cúmulo de mala suerte y de situaciones funestas que comenzaron a originarse con el rodaje de dicho film.

La actriz tuvo que comer realmente hígado crudo en una de las escenas de la película, se rodó íntegramente en el edificio Dakota de Nueva York, un exclusivo bloque de apartamentos que ha alojado a innumerables estrellas de todo el mundo, sobre dicho edificio rezan ciertas leyendas que afirman que está maldito, sin ir más lejos John Lennon que vivió allí durante un tiempo fué asesinado frente a su puerta por parte de uno de sus mayores fans, Mark David Chapman, algo que ayudó a acentuar aún más dicha leyenda.

Conclusión:

Sin más hasta aquí este primer dossier y repaso por algunas de esas películas de terror míticas de la década de los 60, evidentemente no están todas, son cuatro películas elegidas por un servidor entre muchas muy interesantes, pero creo que estas cuatro joyas del cine cada una de ellas a su manera y por ciertos motivos y méritos influyeron mucho en el devenir del género, algunas inventaron géneros y otras marcaron ciertas pautas a seguir que duran hasta el día de hoy, son producciones que todo amante del cine en general y del terror en particular debe ver y disfrutar en su justa medida, siempre valorando la época en las que fueron llevabas a cabo.

grito

Para el próximo especial me meteré a fondo con el cine de terror de los 70 (una década que por otra parte me fascina) y será más extenso en contenido histórico y en películas a tratar que este que nos ocupa, hastas entonces un cordial saludo y espero que os resulte ameno este modesto repaso por el cine de terror dividido por décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s